Publicidad
18 jun 2017

Compartir

BUENAS INTENCIONES MORTALES

Pedro Rubio

Hace poco se publicó que unos padres belgas fueron sometidos a juicio por la muerte por desnutrición de su bebé de siete meses. Cuando se lee la noticia, uno se queda espantado de a qué grado pueden llegar los “talibanes de la nutrición sana”. No es la primera vez que muere un niño. Estos padres, dueños de una tienda de productos “biológicos”, le “diagnosticaron” al bebé intolerancia a la lactosa y al gluten. Lógicamente, no visitaron a ningún médico, porque la medicina convencional no es “natural”. Alimentaban al niño con leches vegetales de avena, arroz, maíz o quinoa. La pobre criatura pesaba 4,3 kilos y estaba completamente deshidratada y con el estómago vacío cuando murió, a los siete meses de edad. En el juicio dijeron que el niño a veces ganaba peso y otras lo perdía, que nunca lo llevaron a un médico porque no notaron nada raro y que no aceptaban la acusación de no haberlo alimentado porque le daban de comer varias veces durante la noche. El caso es que, cuando incluso ellos lo vieron mal, como la medicina tradicional no es “natural”, hicieron un trayecto de una hora de coche para consultar con un médico homeópata, que lógicamente los mandó inmediatamente al hospital donde no se pudo hacer nada por salvarlo.

…………Puede leer el artículo completo en nuestra edición impresa.

Sin comentarios
La Hacienda
Telenauto
Aparthotel Infanta Mercedes
Optica Vía de la Plata
Falmar
Automoviles Latorre
Manos Unidas
Cáritas
El Adelanto Bañezano mas de 80 años con  La Bañeza

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR