Publicidad
22 May 2012

Compartir

José Gordón: El “buey” del fogón

En esta sección tan linda
que muchos lectores leen,
hoy voy a hablarles de cuernos,
mas no se asusten ustedes,
que los cuernos de los que hablo
son los cuernos de los bueyes.

Muy cerca de la Bañeza,
los cuernos encontraréis
en el vecino Jiménez,
a dos minutos o tres.
Si vais con buen apetito
y ganas de bien comer,
en ese pueblo alfarero,
una bodega veréis
que, con nombre de “El Capricho”
ofrece carne… de buey.
El “caprichoso” gastrónomo
tiene por nombre José
y, aunque es de línea muy fina,
Gordón se apellida él.
Es famoso en toda España,
y en medio mundo también,
por cocinar para todos
la mejor carne… de buey.

Su secreto está en el arte
de buscar y de escoger
los bueyes que se han capado
antes del “doceavo” mes.
Han de ser bueyes adultos
y más de 8 años tener.
Difícil es encontrarlos,
pues ya no quedan ni cien,
porque, al llegar los tractores,
esta tan preciada res
que antes tiraba del carro,
tiende a desaparecer.
Y dice José Gordón,
que el tractor, aunque esté bien,
no es “animal” adecuado
para darnos de comer.

Así que el pobre Gordón,
busca y busca por doquier,
se patea toda Galicia
al derecho y al revés,
recorre pueblos y aldeas,
llega al país portugués
y al cabo de muchos días,
de buscar con interés,
se trae uncidos al “carro”,
cuatro, cinco, dos o un buey.
Durante unos pocos meses
los trata a cuerpo de rey,
le da de comer lo bueno,
les dice: “pa que engordéis”;
y, cuando ya están cebados,
bien rechonchos, sin estrés,
les da con sumo cuidado
el más certero revés,
llorando a lágrima viva
el sensible y buen José.
La carne, como es muy dura,
tiene un proceso después,
y la madura con mimo
hasta que en buen punto esté.
Este curiosos proceso
dura poco más de un mes.
Una vez que están curados,
les echa el ajo y laurel,
y los cocina en el horno
con tanto tino y tan bien,
que es… “pa chuparse los dedos”
el plato de este gran “Chef”.

Ha salido en cien periódicos,
mil páginas de internet,
varias teles extranjeras,
la Uno, la Cuatro, la Seis,
dos mil cadenas de radio
y revistas del couché.
Ha recibido homenajes
de muy sesudos “gourmets”,
y de las guías gastronómicas
este Gordón el es rey.
Su fama ha dado la vuelta
al mundo una y otra vez,
y tanto y tanto han glosado
este tan sabroso buey,
que muchos creen que en Jiménez
solo bueyes debe haber.
Pero… dirán que es muy caro,
el “meterle mano” al buey.
No se crean, la factura
no es tan grande como él,
que por menos de 100 euros
dos personas, y hasta tres,
se pueden dar el “CAPRICHO”
de tan sabroso placer
y tan buena comilona
de este buey “a la José”.
Hasta la reviste Time,
que sale en USA, en inglés,
ha dicho de este buen plato
que es “beautiful yes, yes”.
Otra revista francesa
ha dicho “qu´il est trés bien”.
Y en la otra esquina del mundo,
donde hablan el japonés,
han nominado a este plato
“Kesi Komo Kedo Yen”.
Con esto que aquí yo he escrito
quiérole decirle a Usted,
que este buey tan peculiar,
esta tan preciada res,
no sirve solo “pa” arar,
ni “p´al” carro, que también
es un suculento plato
que, si lo asa el José,
te chupas hasta los dedos
de las manos… y los pies.
¿A qué esperas, buen lector?
¡A comer carne de buey!

        Domingo del Prado

Sin comentarios
ASISA
Telenauto
Covabet
Falmar
Manos Unidas
Cáritas
El Adelanto Bañezano mas de 80 años con  La Bañeza

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies