Publicidad
20 abr 2017

Compartir

El Nazareno y la Amargura fueron pujados a hombros en el 350 aniversario de la refundación de la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno
Encuentro_que_se_celebró_en_la_plaza-Mayor_de_La-Bañeza_en_la_tarde_del_sábado_8_de_abril-(TAB)

La Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno celebró los 350 años de su refundación el mismo día, 8 de abril, en que se cumplía el aniversario de tan señalada fecha. Ya la jornada comenzaba siendo totalmente nazarena en toda España, puesto que el cupón de la ONCE llevaba impresa la figura de Luis Salvador Carmona y recordaba la efeméride.  Pero el acto principal tuvo lugar por la tarde, cuando salieron en procesión y pujadas a hombros la imagen titular de la cofradía y la Virgen de la Amargura, de Navarro Santafé, un hecho que nunca se había producido en las calles bañezanas. Ambas iban precedidas por la Santísima Cruz de la Esperanza, de la Real Hermandad de Jesús Divino Obrero de León, con la que habitualmente celebran la “Procesión de Hermandad”, cada año en una de las dos localidades, con un paso de cada cofradía.
Con unas palabras y el rezo del Padrenuestro, el Obispo de Astorga, D. Juan Antonio Menéndez, dio inició a la procesión ‒encabezada por la hermandad leonesa con su banda de tambores, gaitas y cornetas‒, que presidió caminando delante de la talla del Nazareno, a la que escoltaba la Banda de Cornetas y Tambores de la cofradía titular, seguida de representantes de cofradías nazarenas invitadas de Ávila, Zamora, León, Palencia, Valladolid, Astorga, Ponferrada, Posadilla de la Vega, Villalís de la Valduerna  y Valderas, portando sus estandartes.
Bajo palio, la Virgen de la Amargura lucía espléndida en la tarde sabatina donde la acompañaban el alcalde, José Miguel Palazuelo, y parte de la corporación municipal bañezana, la subdelegada del Gobierno en León, Mª Teresa Mata, y el subteniente del Puesto Principal de la Guardia Civil de La Bañeza. Cerrando la comitiva iba la Banda de Música Municipal, dirigida por Pachi Vélez.
Al llegar a la plaza Mayor, el paso de la Santísima Cruz se situó enfrente de la iglesia de Santa María, con las autoridades y representantes de los cabildos frente a ella, mientras el del Nazareno y el de la Virgen de la Amargura, acompañados de música, iniciaban un encuentro donde la talla de Luis Salvador Carmona hizo una reverencia a la de Navarro Santafé que fue muy aplaudida por los presentes.
Después, el Obispo pronunció unas palabras en las que se refirió al encuentro de Jesús con su Madre, el dolor de cada uno de ellos y el consuelo que se ofrecieron mutuamente, para destacar que “en nuestro mundo necesitamos personas que proclamen la cultura del encuentro, que acojan a aquellos que necesitan momentos de sosiego, que padecen momentos de dolor porque los expulsan de sus países el hambre, la guerra y otras circunstancias”.  Y citando al Papa Francisco, recalcó: “que el Señor nos ayude a construir una cultura del encuentro, reconociéndonos como hermanos e hijos de Dios, y que España sea un país de encuentro y amistad, y no haya choque de culturas, ni de religiones, ni de sociedades, ni de ideologías, sino mutuo diálogo y enriquecimiento de unos con otros”.

TAB

Sin comentarios
Deja un comentario

*
La Hacienda
Telenauto
Aparthotel Infanta Mercedes
Optica Vía de la Plata
Falmar
Automoviles Latorre
Manos Unidas
Funeraria La Cruz
El Adelanto Bañezano mas de 80 años con  La Bañeza

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR