Publicidad
11 ene 2017

Compartir

D. José Luis Castro Pérez es el nuevo Vicario General
El_nuevo_Vicario-General_con_el_Obispo_y_los_dos_Vicarios-Episcopales(TAB)

El Obispo Juan Antonio Menéndez presentó al nuevo Vicario General de la diócesis, D. José Luis Castro Pérez, de 50 años y natural de Santa María del Páramo, en la mañana del día 5 de enero. “El Vicario General es el alter episcopus al que se le delegan funciones ejecutivas y administrativas”, comentó el prelado, añadiendo que “D. José Luis Castro es licenciado en liturgia, una buena persona con experiencia pastoral y cualidades de ejecución y administrativas, así como con un gran conocimiento de la realidad de la diócesis, y creo que está suficientemente preparado para realizar esta tarea”.
Antes había señalado que uno de los objetivos que se había marcado al llegar a Astorga era hacer unos estatutos de la Curia diocesana de Astorga, una ley fundamental a la que atenerse y un organigrama claro en sus funciones, para poder desarrollar la misión propia del Obispo: enseñar, santificar y regir o servir al pueblo de Dios.
Entre otras novedades, ha creado las comisiones destinadas al sostenimiento económico de la Iglesia, atención al clero, y patrimonio y cultura –”que el arte sea un vehículo de evangelización y el Palacio de Gaudí un atrio de los gentiles”‒, y las delegaciones de migraciones y movilidad, apostolado seglar y pastoral obrera, piedad popular y causas de los santos, peregrinaciones, santuarios y Camino de Santiago, y pastoral juvenil y universitaria, además de nombrar un Vicario Episcopal de Pastoral Social, D. Carlos Fernández, y un Vicario Episcopal de Evangelización, D. Francisco Javier Redondo, quienes atenderán respectivamente las Vicarías Territoriales de Astorga y Ponferrada.
“La Curia diocesana tiene que estar al servicio de la unidad y la comunión de toda la diócesis, así como de la evangelización”, concluyó el Obispo.
El recién nombrado Vicario General agradeció la confianza puesta en él por el Obispo, expresó su “admiración y reconocimiento” a su predecesor en el cargo y manifestó su intención de “colaborar siempre desde la cercanía y el apoyo al Obispo”, y su “total disponibilidad hacia los sacerdotes y fieles de toda la diócesis”. En cuanto a los retos que debe afrontar, “con paciencia, serenidad y alguna incertidumbre mientras vaya aprendiendo y adquiriendo experiencia”, nombró como prioritarios la nueva organización de la Curia diocesana, el hacer frente a las dificultades derivadas de la fuerte secularización, la creciente edad del clero y la despoblación de muchos pueblos, y el trabajo con las familias, los niños y los jóvenes que fructifique en nuevas vocaciones.
Finalmente el Obispo explicó que va a encomendar a Mons. Marcos Lobato la Canonjía de Penitenciario de la Catedral y será miembro de la Comisión del Clero, especialmente para atender a los sacerdotes ancianos y enfermos y coordinar las dos casas sacerdotales de La Bañeza y Astorga. Y también dejó claro, “pensando en que los sacerdotes cada vez van a ser menos”, que muchos seglares y consagrados podrán ser delegados en el futuro.

Sin comentarios
La Hacienda
Telenauto
Aparthotel Infanta Mercedes
Optica Vía de la Plata
Falmar
Automoviles Latorre
Manos Unidas
Funeraria La Cruz
El Adelanto Bañezano mas de 80 años con  La Bañeza

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR