Publicidad
01 dic 2016

Compartir

TIERRA DE COMEDIANTES: Un clásico del Siglo del Oro con toques de modernidad y una comedia contemporánea sobre coruptelas y engaños ponen fin a la fase de concurso
Representación_de_Casa-con-dos-puertas-mala-es-de-guardar_sobre_las_tablas_jiminiegas(Antonio-de-la-Fuente) Representación_de_Fuga_en_Tierra-de-Comediantes(Antonio-de-la-Fuente)

Tirso Mateos Claro

El sábado pudimos ver teatro lírico clásico del Siglo de Oro español, de la pluma de D. Pedro Calderón de la Barca (1600-1681). Hidalgo bien posicionado y de exquisita formación, fue soldado y sacerdote. Seguidor de Lope, como todos sus coetáneos, su estilo es mucho más técnico, formal y culto que el del Fénix. Se dice que “Calderón reordena todo lo que en Lope era caos”.
Nos dejó 110 obras dramáticas entre tragedias, autos sacramentales y sobre todo comedias: cortesanas, mitológicas o, como es el caso, de capa y espada. Casa con dos puertas mala es de guardar corresponde a estas últimas y medita sobre las consecuencias de tergiversar la verdad y sobre la libertad de la mujer en la España del XVIII.
La puesta en escena ofrecida por la compañía “Tadzio Teatro” de Tomelloso no deja indiferente. No es la primera vez que vemos textos clásicos respetados en esencia, pero introduciendo vestuario, gestos y connotaciones de tiempos actuales. El artificio es arriesgado, más aún en textos en versos, pero una buena dirección puede enderezar el resultado. A nuestro entender, esto les faltó a los de Ciudad Real; con interpretaciones buenas, sobre todo las femeninas, echamos en falta un poco de orden y dirección. Con todo, la obra gustó y el respetable, que llenaba la sala, lo agradeció.
El domingo la obra programada fue sustituida por Fuga, una comedia del dramaturgo, traductor y guionista catalán, Jordi Galceran, nacido en Barcelona en 1964. Nos atrae de él, como no podía ser de otra manera en este certamen, sus inicios de autor y director aficionado de sus propias creaciones. No fue hasta 1995 cuando se consolidó con su obra Dakota, y alcanzó definitivamente el éxito en 2003 con El método Gronhölm, que se llevó al cine bajo la dirección de Marcelo Piñeyro en 2005. Fuga es un divertimento que trae a escena a un Ministro, al borde del suicidio por escándalos de corrupción, a una trabajadora de la compañía del gas y a una prostituta. Un asesino a sueldo de pacotilla y un padre guasón ponen la guinda. La moraleja se resumiría en “quien roba a un ladrón…”, aunque el enredo es mucho más jugoso.
“La Gargallada Teatro”, de Ourense, adapta la obra a la realidad de Galicia sustituyendo al Ministro por el Conxelleiro, Antón Pita, y dándole ese deje socarrón y meloso que aporta la encantadora idiosincrasia gallega. El elenco está a la altura de lo que se espera en la comedia contemporánea y las aportaciones interpretativas favorecen el desarrollo y la carcajada. La obra gustó y el público agradeció largamente la hora y veinte de risas.
El próximo fin de semana Tierra de comediantes comienza el viernes a las 17:30 con el Festival Infantil de Teatro a cargo del  grupo “Mutis”, que pondrá en escena La rebelión de los caracoles. El sábado será la clausura y entrega de premios con el grupo madrileño “Ukumbi Teatro” y la obra La vida es premio, y el domingo teatro para después de la resaca con la comedia Helarte que pondrá en escena la compañía leonesa “Concedeclown”.

Sin comentarios
La Hacienda
Telenauto
Aparthotel Infanta Mercedes
Falmar
Automoviles Latorre
Manos Unidas
Cáritas
El Adelanto Bañezano mas de 80 años con  La Bañeza

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR