Publicidad
24 nov 2016

Compartir

TIERRA DE COMEDIANTES: Teatro del absurdo y enredos cortesanos sobre las tablas jiminiegas
Escenas_de_las_representaciones_de_la_obra_Esperando-a-Godot(Antonio-de-la-Fuente) Escenas_de_las_representaciones_de_la_obra_Las-amistades-peligrosas(Antonio-de-la-Fuente)

Tirso Mateos Claro

Por fin hemos podido ver en Jiménez Esperando a Godot; a nuestro entender se trata de una de las obras difíciles del teatro del siglo pasado, tanto en su comprensión como en su dirección y puesta en escena; una rareza que, sin embargo, nunca ha dejado de representarse desde su estreno en 1952. Se trata de una meditación sobre la existencia humana. Siempre estamos esperando quizás algo mejor, pero la duda oprime y desalienta, y sin embargo no podemos dejar de pensar en un mañana que ciertamente, en lo importante, será igual que hoy.
El dramaturgo, novelista, crítico y poeta irlandés Samuel Beckett (1906-1989), Premio nobel de literatura en 1969, es junto con Ionesco (1909-1994) el más importante autor del teatro del absurdo. Como filólogo, domina perfectamente el inglés y el francés, y escribe indistintamente en ambas lenguas. Retrató como nadie “la indigencia moral del hombre” ayudado por el humor negro y la filosofía. Su obra sigue vigente y sigue estudiándose a nivel artístico, filosófico y psicológico.
Los ilicitanos de “Sahara Teatre” mantienen el texto original, salvo algunas licencias interpretativas, aunque a nuestro entender su puesta en escena se refuerza con un abuso del gesto, próximo al mimo, que dota de agilidad a una obra, en principio, mucho más plana. Saltándonos posibles alegatos puristas, clasificamos las interpretaciones como muy buenas. Tanto en los principales Vladimir y Estragón, Javier Díez y Abraham Arenas, como en los secundarios Pozzo y Lucki, Berti Gil y Pablo Gascón. La dirección excelente.
El domingo, con el teatro hasta la bandera, se puso en escena Las amistades peligrosas, novela de Choderclos de Laclos (1741-1803). Militar de profesión y vocación, el autor llego a ser capitán, conoció y apoyó a Napoleón. A pesar de ello no fue aceptado por los aristócratas de su tiempo, lo que al parecer deseaba.
El texto original ha inspirado diversas adaptaciones para teatro, cine y televisión. No es la primera vez que la obra ensombrece a su autor; Las amistades peligrosas fue desde su publicación en 1782 un éxito incontestable de lo que se denominó literatura galante del XVIII francés. El género y la obra en cuestión se centran en destapar la hipocresía que rodeaba a la aristocracia y el carácter mundano y lujurioso de las relaciones que se establecían en un estatus acomodado y ocios.
La puesta en escena propuesta por la compañía “Arcón de Olid” de Valladolid está a la altura con interpretaciones en lo general equilibradas. Destacamos la escenografía que coincide con las convecciones esperadas en las piezas de época, lo que lleva parejo un cuidadísimo vestuario y attrezzo. Esto, unido a una iluminación medida y a un acompañamiento musical adecuado, otorga cuerpo a una obra que gustó.
Llega el último fin de semana de la parte competitiva del Certamen. El sábado un clásico con pinceladas de modernidad Casa con dos puertas, mala es de guardar, por “Tazio Teatro” de Tomelloso. Y el domingo Por narices, obra cómica e incisiva con varios juguetes cómicos y la nariz como excusa por “Irónico Teatro” de Gijón. No se las pierdan.

Sin comentarios
La Hacienda
Telenauto
Aparthotel Infanta Mercedes
Falmar
Automoviles Latorre
Manos Unidas
Cáritas
El Adelanto Bañezano mas de 80 años con  La Bañeza

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR