Publicidad
05 nov 2016

Compartir

“El Capricho” seguirá ofreciendo un producto único y exclusivo
José-Gordón_con_los_bueyes_junto_a_su_padre(TAB)

“Grande” y “Bonito” se degustarán el las próximas Jornadas de las Carnes de Buey

José Gordón, propietario de la Bodega Restaurante el Capricho de Jiménez de Jamuz, presentó, en la mañana del domingo 30 de octubre, a dos bueyes cuya carne se degustará en las próximas “Jornadas de Exaltación de las Carnes de Buey” que comenzarán el día 1 de febrero de 2017 y alcanzarán la edición número quince, en este caso con un aire oriental, para lo que está prevista la colaboración de algún chef japonés y londinense.
Con ellos, a los que se sumarán otros ejemplares, Gordón pretende seguir ofreciendo en su establecimiento “la mejor carne del mundo”, como han reconocido prestigiosos especialistas y medios de comunicación de todo el mundo.
4.000 kilos pesan estos dos animales de raza minhota nacidos en una pequeña aldea portuguesa llamada Ronfe, perteneciente al concejo de Guimaräes, que tienen ocho años de vida y han sido criados por su dueño con todo el mimo y la dedicación posibles, lo que les ha llevado a ganar todos los premios a los que se han presentado en el vecino país. Su precio ronda los 30.000 euros, una inversión económica con la que El Capricho sigue agrandando su leyenda y apostando por ofrecer lo mejor a sus clientes.
En la presentación, el restaurador comentó: “seleccionamos animales con una morfología concreta, les traemos a nuestro espacio, les damos la alimentación que consideramos más apropiada, y esperamos a que acumulen las grasas necesarias para un proceso de maduración único, que ha tenido un gran éxito y que consiste en individualizarla en función de una serie de parámetros para llegar a ese punto de excelencia”.
Con respecto al acuerdo firmado con la cadena Iberostar Hotels & Resorts para que ofrezcan en una selección de sus establecimientos la carne de El Capricho, el propietario aseguró que está siendo muy positivo y no le restará visitantes al Restaurante Bodega jiminiego, “porque la magia de la cueva, la visita a la finca y el cuidado de nuestros parrilleros distinguen claramente nuestra casa”.
“Pasará mucho tiempo hasta que volvamos a ver animales de este calibre”, afirmó José Gordón, que espera una gran respuesta de público a su dedicada labor de seleccionar “ejemplares únicos para servir una carne que no tiene parangón”. Además, con este ingente trabajo ha contribuido a que se sigan criando este tipo de animales y a que no desaparezcan algunas razas autóctonas que estaban en peligro de extinción.
“La esperanza es que alcancen un nivel óptimo, tanto en niveles de infiltración como en textura, dado que tienen la edad y la consistencia necesaria para lograrlo”, concluyó Gordón, al que se le veía muy satisfecho con la adquisición de los bueyes portugueses, dos ejemplares imponentes llamados Grande y Bonito.

TAB

Sin comentarios
La Hacienda
Telenauto
Aparthotel Infanta Mercedes
Optica Vía de la Plata
Falmar
Automoviles Latorre
Manos Unidas
Cáritas
El Adelanto Bañezano mas de 80 años con  La Bañeza

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR