Publicidad
05 sep 2016

Compartir

Castrocontrigo volvió a rendir homenaje a los abuelos
Algunas_de_las_personas_que_cumplieron_80-años_y_la_Abuela-de-Mayor-Dignidad-2016_con_la_placa(TAB)

La iglesia de San Salvador de Castrocontrigo se encontraba llena de personas que, en la tarde del sábado 27 de agosto, quisieron participar en la Fiesta en Acción de Gracias a los Abuelos que organizó la Asociación “El Castro del Campillo”, con la colaboración de la Junta Vecinal y el Ayuntamiento.
A las seis de la tarde se inició la eucaristía que ofició el párroco Jorge Celada y fue cantada por el Grupo Folk “Aires del Eria”, de Torneros de la Valdería, y la solista Carmen González, hija de la Abuela de Mayor Dignidad 2016.
En la homilía, el párroco comenzó dirigiéndose a los abuelos citando las palabras del Evangelio de San Mateo “Dichosos vuestros ojos porque ven y vuestros oídos porque oyen…” y afirmando: “es una bendición que estéis aquí, tanto para nosotros como para vosotros, porque sois uno de los pilares fundamentales de nuestra vida y comunidad”. También habló de que debemos ejercitar el perdón, porque sin él no hay familia saludable y quien no perdona enferma física, emocional y espiritualmente.
“Cimentasteis vuestra vida en el perdón y en el amor, y el mejor legado vuestro es la manera de poder vivir sana y felizmente, porque nos amamos, perdonamos y queremos, y Dios nos ayuda, fortalece y consuela, por lo que la mejor manera de agradecérselo es celebrar su vida en la fe y en la eucaristía”, concluyó el sacerdote.
Al concluir la homilía, un grupo de mujeres ataviadas con trajes regionales portaron las ofrendas y a continuación se fue nombrando a cada una de las personas que cumplían 80 años, quienes recibieron un obsequio. A las mujeres les colocaron un lazo en la solapa y también les entregaron unos broches que habían confeccionado y regalado para la ocasión el Grupo de Bolilleras del Castro, mientras que a los hombres les dieron una cartera. También se nombró a los ya fallecidos, por los que se ofreció la misa.
Antes de concluir la celebración eucarística, Ignacio Seijas leyó dos poemas con los que quiso hacer sendos homenajes “a los que se han ido ya” y “a todos los presentes, en especial a los que cumplen 80 años y la Abuela de Mayor Dignidad 2016″, nombramiento que recayó en Clotilde Carracedo Martínez, de 96 años, a quien se le entregó una placa, entre los aplausos de los asistentes.
A continuación, su hija Ascen González recordó que “es un día de alegría y felicidad, porque está aquí, con todos nosotros, y solo se me ocurre decir gracias”. También comentó que su madre, viuda de Segundo González “el madrileño”, había tenido 10 partos, de los que viven nueve hijos que le han dado 20 nietos y 11 biznietos, y que de lo único que presumía Clotilde es cuando decía “soy rica en hijos”. Además agradeció al pueblo, a la Asociación, al Ayuntamiento y a la Junta Vecinal el homenaje, “porque sin los mayores no estaríamos aquí”. Después, su hermano Ángel leyó unas emotivas palabras dedicadas a la ternura de su madre, “que guió nuestros pasos con esmero y paciencia, calmando nuestro dolor en sus brazos”, subrayando que el “amor de una madre es el más puro que puede existir”.
La fiesta concluyó en la plaza de la Concordia donde los mayores fueron agasajados con un chocolate —Santocildes, por supuesto— con bizcochos y la actuación del Grupo Folk “Aires del Eria”, cuya música y bailes fueron muy aplaudidos por los presentes.

TAB

Sin comentarios
La Hacienda
Telenauto
Aparthotel Infanta Mercedes
Optica Vía de la Plata
Falmar
Automoviles Latorre
Manos Unidas
Funeraria La Cruz
El Adelanto Bañezano mas de 80 años con  La Bañeza

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR