Publicidad
17 mar 2016

Compartir

Camino de Pasión, camino de Vida
Via-Crucis_procesional_en_2015(TAB)

Nos disponemos a conmemorar la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo. Cuando asistimos a las procesiones, visualizamos imágenes que nos retrotraen a la infancia y, desde ella, al continuo caminar que hemos seguido cada uno en la vida. Luces y sombras, alegrías y penas, bullicio y silencio, recuerdos y olvidos conforman nuestro devenir, y la Semana Santa incorpora todos los sentimientos que una persona puede experimentar.
El dolor que refleja la Virgen de las Angustias, la algarabía del Domingo de Ramos, el fervor del Vía Crucis, las miradas inocentes hacia el Santo Potajero, el silencio que acompaña a la Virgen de la Amargura, la sobriedad y los cantos del Miserere, el consuelo de la Madre al Hijo en el Encuentro, la temprana disposición de los cofrades en la Pasión, la solemnidad y seriedad del Santo Entierro, las oraciones ante los Monumentos, la soledad de la Virgen, el júbilo de la Vigilia Pascual y del Domingo de Resurrección, o el esfuerzo de todos los pujadores, son manifestaciones que conforman el carácter humano. A ellas habría que añadir el placer de la degustación del potaje y las sopas de ajo, como actos en los que se comparte compañía y comida, al igual que sucede en nuestra vida diaria. Y, sobre todo, la espiritualidad y la reflexión interna a las que nos debe conducir esta expresión popular, ya que sin ellas no tendría sentido.
Las sensaciones que producen los Pasos, en sus tradicionales procesiones, son muestra palpable de una devoción ancestral que se mantiene gracias al trabajo incansable de unas cofradías a las que hay que agradecer su dedicación. Debemos valorar en su justa medida a quienes se preocupan de organizar unos actos que engrandecen a la ciudad, dando continuidad no solo a la tradición sino también al espíritu religioso que ha conformado su historia. También son importantes las intervenciones musicales de la Banda Municipal de Música de La Bañeza y las Bandas de Cornetas y Tambores de las cofradías, cuyas aportaciones hacen que los desfiles procesionales tengan más vistosidad. Y la entrega y disposición de las personas que adornan las imágenes, logrando que su esmerado trabajo sirva para realzar la belleza de las mismas.
Preparémonos para vivir una nueva Semana Santa bañezana asistiendo y participando en los actos programados con respeto, e invitando a participar en ellos a familiares, amigos y conocidos que nos visitan en estas señaladas fechas. Colaboremos para hacerla cada vez mejor y con ello también mejoraremos la estampa de nuestra ciudad.

TAB

Sin comentarios
La Hacienda
Telenauto
Aparthotel Infanta Mercedes
Falmar
Automoviles Latorre
Manos Unidas
Cáritas
El Adelanto Bañezano mas de 80 años con  La Bañeza

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR