Publicidad
22 Mar 2012

Compartir

La “Alubia de Oro” de “Legumbres Luengo”

Después de más de seis meses
de “vacaciones forzosas”,
por desgracias personales
que ustedes quizás conozcan,
en las que no era capaz
de hacer, ni en serio ni en broma,
ni un romance, ni un dibujo,
ni dos líneas, ni una sola,
hoy retomo aquí las riendas
de aquella sección que ahora
aparece en estas páginas
que los lectores añoran.
Gracias a Tista y a Sara,
gracias a todos y a todas
los que me habéis dado ánimos
para continuar mi obra.
Y como la vida sigue
mi esfuerzo retomo ahora,
porque sé que aquí me debo
a los cientos de personas
que esperan con impaciencia
esta página de broma.
Aunque todavía me encuentro
bastante bajo de forma,
intentaré hacer de nuevo
mis versos y chirigotas
de gentes de La Bañeza
destacadas y famosas,
porque sé que estoy en deuda
con lectores y lectoras.

Hoy reanudo esta sección
con un señor que atesora,
entre sus miles de méritos,
este que le dan ahora
de “Bañezano del año”,
por ser activa persona.
La gran “Alubia de Oro”,
que este Semanario otorga
se va este año “pa” un señor
que tiene alubias de sobra
y está ya empachado, y lleno,
de alubias “hasta la gorra”.

Llámase Don Gaspar Luengo,
y a hecho miles de cosas.
Si todas las enumero,
no cabrían en esta hoja,
así que he de resumirlas,
porque aquí no me dan otra.

Traía debajo´l brazo
en vez de un pan, una arroba
de las tan ricas alubias
que nacen por esta zona:
Blancas, pintas, de riñón,
doradas, rubias o rosas…
Dirigió “Legumbres Luengo”,
una marca exportadora
que atiborró de legumbres
a media España y la otra.
Sus envasados se encuentran
en Madrid y Barcelona,
en Galicia, Andalucía,
en América, Asia, Europa…
y dicen que hasta la luna
exportó miles de bolsas.
Empresario destacado,
no ha parado ni una hora
y no sólo es “alubiero”
que también en otras cosas
se ha dedicado el tal Luengo
a hacer muy “luenga” su historia.

Hace andar miles de coches,
porque es palpable y notoria
la vocación “de servicio”
de esta “servicial” persona:
Que él plantó por nuestras tierras
gasolineras muy monas
que reparten gasolina
y gasóleo a todas horas.
Y aquí me atrevo a pedirle,
y espero que me responda,
que los tales combustibles
más baratos nos los ponga,
que tal como están los tiempos
nuestra faltriquera afloja,
que vale medio riñón
y la mitad de una aorta
el llenar nuestro depósito
y echar gasolina ahora.
Personaje muy “enérgico”
en su vida emprendedora,
una empresa de energía
también Don Gaspar nos monta,
y reparte kilowatios
por más de media contorna.
Así que es “Alubia de Oro”,
que se merece de sobra
y, además, bien merecido,
este poeta lo nombra:
“gasolinera de plata”,
y  “lucidor de farolas”.
Empresario sin descanso,
inaugura, crea,  innova,
y le ha dado a La Bañeza
más vueltas que a una peonza.
Y la ha lanzado hacia el mundo
y la ha hecho más famosa:
Funda el Shotokan gimnasio,
“pa” mantenernos en forma.
Colaboró en Corporales,
en su “Juvenil Colonia”,
ayudó a crear con otros
“Residencias de personas”.
Patrocina deportistas,
en mil saraos colabora
y en muchas actividades
que por aquí promociona.
Accionista de San Dimas,
tándem con Valderas forma
y alpiste para canarios
también con el Julio exporta.
Distribuye los “gasoils”
de esta tierra agricultora,
“pa” aparatos de labranza,
tractores, cosechadoras…
¡Todo lo de La Bañeza
a este bañezano importa!
Así que… ¡a comer alubias!
No “de oro”… ¡de las otras!
De las de “Legumbres Luengo”,
que son aún más sabrosas.
Y dejen ya de leer.
¡Que aproveche! ¡Y a otra cosa!

Sin comentarios
ASISA
Telenauto
Covabet
Falmar
Manos Unidas
Cáritas
El Adelanto Bañezano mas de 80 años con  La Bañeza

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies