Publicidad
11 nov 2015

Compartir

TIERRA DE COMEDIANTES: Desde la comedia ligera de Létraz al drama desgarrador de compromiso social de Eusebio Calonge
Escana_de_Tres-papás-para-totó(A-de-la-Fuente) Escana_de_La-puerta-estrecha(A-de-la-Fuente)

Tirso Mateos Claro

Jean de Létraz, seudónimo de Jean Félix Deletraz (1897-1954), es un prolífico y conocido autor cómico, y guionista francés, que por lo general cultivó el vodevil y la farsa. La obra que pudimos ver el sábado Tres papás para Totó no tiene otra pretensión que el divertimento a través del enredo.
Con desparpajo, excesivo en ocasiones, los alicantinos del grupo de teatro Coliseo hacen una puesta en escena donde los artificios y caricaturas de estereotipos cómicos son la escusa para provocar la risa. Su pretensión no era otra que hacer pasar un buen rato al público que volvió a llenar la sala y agradeció la propuesta con largos aplausos.
El domingo vimos La puerta estrecha, la historia de una inmigrante cuyos sueños de mejorar terminan con su muerte en la más absoluta indigencia en un sucio prostíbulo, rodeada de la calaña más despreciable. Se trata de una historia de exclusión y desesperanza que relata las situaciones límite a la que se enfrentan los inmigrantes.
El escritor Eusebio Calonge no es un autor al uso, apasionado, raro y auténtico, su evolución y proceso creativo van de la mano de la reconocida compañía jerezana Zaranda, para la que escribe sus textos dramáticos. Sus obras, al margen de modas y mercadeos, impactan, turban y conmueven a través de personajes a la vez sobrecogedores y poéticos. Sin duda Calonge y Zaranda ‒tanto monta‒ son unas rara avis de la escena a nivel mundial, de esas que remueven los cimientos del teatro y de la sociedad, y que sin duda participan en su evolución. Gracias por existir.
En Jiménez de Jamuz tuvimos la ocasión de ver la adaptación de La puerta estrecha propuesta por la Compañía de Teatro Estable de Pinto, que vuelven a sus temáticas de compromiso social  y a nuestro entender lo hacen magistralmente.
La adaptación  propone una escenografía sórdida y enrevesada que está perfectamente resuelta a varios niveles, los personajes suben pisos, bajan escaleras, entran y salen configurando estancias y rincones que parecían no existir. Con una iluminación estudiadísima y unos efectos calculados nos trasladan al ambiente desolador pretendido. El esfuerzo, y logro, interpretativo de los cinco actores es digno de elogio, lo dan todo en escena. De forma equilibrada definen las excéntricas personalidades de personajes extremos y estereotipados a los que acabamos conociendo en profundidad. La caracterización y vestuario contribuyen a una puesta en escena exquisita.  La dirección escénica y de actores es, desde nuestro punto de vista, rigurosa y exigente, logrando un acabado contundente,  definitivo y de altísima calidad.

Sin comentarios
La Hacienda
Telenauto
Aparthotel Infanta Mercedes
Optica Vía de la Plata
Falmar
Automoviles Latorre
Manos Unidas
Cáritas
El Adelanto Bañezano mas de 80 años con  La Bañeza

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR