Publicidad
17 sep 2015

Compartir

El clima otoñal no deslució la XIV Duatlón de Tabuyo
Pódium_de_la_prueba _individual_masculina(Javier-Cenador) Pódium_de_la_prueba_por_equipos_femenina(Javier-Cenador)

Club Teleno

La climatología otoñal que acompañó a la XIV edición del Duatlón de Montaña de Tabuyo del Monte  repartió chubascos y temperaturas bajas durante la mañana del domingo 13, agua bien recibida por los pinares tras el intenso verano. Al parecer también los participantes de la prueba la recibieron bien y,  sin el acoso del calor, marcaron unos cronos ajustados, bajando la mayoría de las tres horas, y no quedando ningún participante fuera de control en línea de meta.
En lo que respecta a los puestos de cabeza, con la lista de inscritos en la mano ya se adivinaba quién iba a pugnar por los mismos. En la categoría de equipos todas las miradas se centraban en  Alberto González y Pablo Villa que, conociendo sus posibilidades de pisar el pódium, se aliaban con los ciclistas Daniel Cadenas y Carlos Rancho respectivamente, formando dos potentes equipos.
En la exigente prueba individual, Noé Redondo, bronce el pasado año, ante la ausencia de los dos primeros del 2014, defendía sus opciones de ganar la prueba ante otros rivales de peso como Rubén Iglesias, Alejandro Contero o Borja F. Salegui.
La única inscrita en categoría individual, Marta Alonso, se plantaba en la línea de salida de Tabuyo sin rivales, pero con la firme convicción de mejorar su crono de la XIII edición.
El primer tramo, de poco más de 10 kms., estiró el grupo, con Alberto González en cabeza que iniciaba las hostilidades frente a Pablo, su más directo rival en la categoría equipos. Ambos bajarían de los 40 minutos en el tramo que da paso al relevo al biker, marcando las primeras diferencias con sus más directos rivales.
Reservando fuerzas para los siguientes tramos los  primeros duatletas llegaban a su transición encabezados por Noé Redondo, con 40:02, que aventajaba en un escaso minuto a Rubén Iglesias. Rápido cambio y hacia las duras rampas de los Montes de Tabuyo.
La categoría de equipos femenina ofrecería también una ajustada pugna entre las dos primeras. El mejor crono del primer tramo fue para Diana Fernández que relevó a su ciclista, Beatriz García, con un escaso margen de 30 segundos sobre sus directas seguidoras Menchu Llamazares y Cristina García.
La dura subida hacia el Sanguinal ajustó los puestos de cabeza: Alberto Cordero (biker de Jesús Manrique) redujo las diferencias con respecto a los dos primeros de su categoría, los tres llegaban juntos al segundo relevo y serían los últimos 4 kms. los que definirían el pódium.
En la categoría individual, Noé veía como Rubén Iglesias le superaba y entraba en la segunda transición con más de un minuto de ventaja sobre él.
En categoría femenina también se adivinaba un desenlace ajustado, ya que las dos ciclistas llegaban en el mismo minuto y dejarían la responsabilidad del triunfo a sus atletas.
El mejor tiempo del tramo de bicicleta lo conseguiría Carlos Jovellar que bajaba de una hora y trece minutos (muy cerca de mejorar el magnífico crono de Didier González en la pasada edición-1:12:30).
Pablo y Alberto entraron de la mano en la línea de meta dando la victoria, compartida, para sus binomios (2:09:27). Un minuto más tarde entraba Jesús Manrique, que firmaba el bronce para su equipo.
Ajustadísima victoria del equipo de Beatriz y Diana con sólo un par de segundos de ventaja  sobre Cristina en la línea de llegada. El pódium lo completarían las hasta entonces vigentes campeonas Pilar Calvo y Miriam Pérez.
En la categoría reina se vivió con intensidad la lucha de Redondo por recuperar la cabeza de carrera con un magnífico tramo de 4 kms. que, pese a que lo realizó en un tiempo de 14:37, no fue capaz de recortar la renta que Rubén Iglesias había conseguido sobre la BTT, con un escaso margen de 40 segundos sobre Redondo, Iglesias finalizaba en 2:16:01. El tercer puesto sería para Alejandro Contero.
A un magnifico nivel brillaron los veteranos, categoría que ganó Silvestre Conejo en tan sólo 2:24:38.
En el apartado de incidentes la ausencia de los mismos fue lo más destacado, no habiéndose registrado ninguna caída y sólo un puñado de averías mecánicas. Ver ociosos a médico y técnicos sanitarios no es común, pero sí lo deseable.
Los voluntarios de la organización no fueron capaces de disimular sus preferencias y los más  sinceros ánimos y vítores fueron para el dorsal 52, Agustín Matilla (meritorio Farolillo Rojo), el cual, una vez finalizada la prueba, sería el encargado de alimentar a todos los voluntarios con sus magníficas paellas. Una organización a la que hay que reconocer una labor meticulosa y responsable a la altura de la prueba.
Desde el club se quiere agradecer el patrocinio de la Junta Vecinal de Tabuyo del Monte a esta prueba un año más.

Sin comentarios
La Hacienda
Telenauto
Covabet
Falmar
Manos Unidas
Cáritas
El Adelanto Bañezano mas de 80 años con  La Bañeza

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR