Publicidad
Francisco Centeno Cristóbal: director de los museos De la Catedral y De Los Caminos
Francisco-Centeno(TAB)
FRANCISCO CENTENO CRISTÓBAL
Nació en Santibáñez de Vidriales, en 1954. Estudió en el Seminario Menor de La Bañeza los dos bachilleratos, continuando en el Seminario de Astorga el bachillerato en Teología y la licenciatura en Estudios Eclesiásticos, para ordenarse sacerdote. Trabajó dos años en el Seminario de La Bañeza y luego se fue para Galicia durante nueve años, donde atendió parroquias compatibilizándolo con las clases de Religión en la Escuela de Formación Profesional de Puebla de Trives. En 1991 se fue a estudiar Ciencias Bíblicas en el Pontificio Instituto Bíblico de Roma, donde se licenció, y completó la tesina en Jerusalén. Preparó la tesis doctoral compaginando las clases de Biblia en el Seminario de Astorga con los estudios en Roma y, en el año 1998, el Obispo Camilo lo nombró rector del Seminario Mayor, por lo que tuvo que dejar aparcado el doctorado. En 2002 se hizo cargo de la parroquia de Puerta del Rey, dirigió el Centro de Estudios Eclesiásticos de Astorga, fue profesor del Seminario hasta que se cerró e impartió Historia del Arte en el Instituto. Actualmente da clases en el Instituto Bíblico Oriental de León, continúa atendiendo parroquias y, desde el mes de febrero de este año, es director del Museo de la Catedral. En abril fue nombrado además director del Museo de los Caminos.
24 octubre, 2014

Contamos con una joya, la catedral, tal vez poco conocida por las gentes de la diócesis.
Tiene unas singularidades a tener muy en cuenta. Representa el gótico alemán, sin girola en torno al presbiterio, con tres ábsides y elementos constructivos del gótico, como la ausencia de capiteles, y doble crucero: las dos torres son por dentro capillas que funcionan con una especie de crucero a los pies. Otra cuestión fundamental es que se hizo poco a poco, sustituyendo a la antigua románica. Tenemos entonces catedral gótica, renacimiento en capillas laterales y las dos torres, y barroco en el hastial central y la portada. Y, si hablamos de interior, contamos con el retablo hispano-flamenco de San Miguel, que es magnífico, y el retablo de Gaspar Becerra, más impresionante aún por el volumen de la fábrica y por la perfección romanista, que creó escuela a todos los niveles.

¿Qué destacarías del Museo de la catedral?
Entre otras muchas, fundamentalmente hay cuatro piezas que por sí mismas justifican una visita o un museo propio. La arqueta de San Genadio o de Alfonso III, de finales del siglo X. Es mozárabe, repujada, con cristales y a la que solamente se le puede equiparar la arqueta de las Ágatas de la cámara santa de la catedral de Oviedo. El arcón románico de Carrizo; muy grande, de madera policromada, con todo el apostolado y un Pantocrator en el frente, mientras que en la tapa se ven escenas de la vida de Jesucristo. El Lignum Crucis, una cruz patriarcal, de oro muy bien trabajado e incrustaciones de piedras preciosas, que contiene dos astillas de la cruz de Cristo. Al ser de factura oriental, se piensa que habría llegado a través del Temple y que estuvo en su día en el castillo de Ponferrada. Con ese Lignum Crucis el Cabildo recibe al nuevo Obispo cuando toma posesión. Y un esenciero árabe de cristal fatimí, del siglo XII, tallado magníficamente, que con el tiempo fue convertido en la parte central, el nudo de un cáliz del siglo XVII.

……………..(Puede leer la entrevista completa en nuestra edición impresa)

TAB

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR